domingo, 7 de julio de 2013

PROMETO....

Prometo:
Darte el mejor parto posible, el más respetuoso para con tus necesidades. Aunque ello implique no usar ningún tipo de medicación para paliar el dolor. Lo intentaré con todas mis fuerzas.
Llevarte cerquita de mi corazón a todas horas. Ya tengo una mochila preciosa para estrenarla contigo. Por lo menos, los primeros seis meses no me separaré de ti.
Que tengas la mejor alimentación del mundo, la leche que prepararé especialmente diseñada durante millones de años. Todas las veces que quieras, durante todos los años que quieras. Hasta que tu lo decidas.
Comerte a besos siempre que pueda. Hasta que me digas: "mamá, por favor, qué pesadaaaaaa"
Darte el mejor padre del mundo. Bueno, eso ya lo tienes, pero aún no lo conoces. Lo ha demostrado sobradamente con tu hermana.
Que tendrás una hermana divertida, cariñosa, juguetona. No puedo prometerte que no os pelearéis ni os pegaréis, pero intentaré entrometerme lo menos posible en "vuestras cosas", para que aprendáis a resolverlas como hice yo con tu tía.
También prometo que no te obligaré a comer nunca. Comerás lo que quieras y la cantidad que quieras. Eso si, intentaré que a tu alcance sólo haya comida saludable.
Dejar que realices tus sueños. No descargaré sobre ti mis frustraciones. Si quieres ser cirujano, abogado, artista de circo o pastelera. Serás lo que quieras ser y te apoyaré siempre.
Tengo muchas cosas más que prometerte. Pero me gustaría que antes hicieras algo: sal pronto, por favor...estoy agotada!!! venga, que te esperamos con los brazos abiertos.

Tu madre, con casi 39 semanas de embarazo en medio de una ola de calor sofocante.

4 comentarios:

  1. Seguro que cumplirás todas tus promesas!

    ResponderEliminar
  2. conseguiste darle el parto que deseabas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi. Conseguí un parto vaginal, pero no pude evitar ni la monitorización interna (que me dejó inmovilizada), ni la epidural, ni la episiotomía ni un Kristeller que me machacó las costillas. Aún así, estoy contenta porque conseguir un PVDC con tan poco tiempo de diferencia entre partos y en un hospital, es toda una hazaña. Siempre que podáis, parid en casa con una buena comadrona, es lo único que puedo recomendar. Como segunda opción, un hospital público del que tengáis buenas referencias. Y las clínicas privadas, cuanto más lejos, mejor :-)

      Eliminar