miércoles, 8 de mayo de 2013

El mejor momento del día

Hay tantas cosas que no quiero olvidar, que quiero que sepas cuando seas mayor...

Son las seis y media de la mañana. Papá se levanta para irse a trabajar. Desde que duermes a su lado (para que no te pases la noche mamando), tienes un "radar-papá". Así que pocos minutos después de que él se levante te despiertas. Te giras, me buscas y sonríes cuando me ves. Vienes a gatas hasta mi lado y con voz de dormida me dices "tetaaaa". Te doy el pecho durante media hora más o menos y vuelves a dormirte una horita más, hasta que llega el momento de despertarte para ir al "cole".

Te quiero, preciosa. Pronto llegará tu hermana y no se cómo serán nuestras mañanas, pero de momento, este tiempo es sólo nuestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario